¿Qué son las carillas dentales?

Puede que alguna vez hayas oído hablar de las carillas dentales, pero es complicado distinguirlas. De hecho, cuando ves a una persona con una sonrisa resplandeciente seguro que te cuesta saber si lo que se ha hecho es ponerse una ortodoncia, blanquearse, ponerse implantes o tener una higiene bucal impecable; incluso hasta puede que lleve ortodoncia invisible ¡hoy en día quien sabe!

Y es que la salud bucodental es un tema que está tan en tendencia y han avanzado tanto en este sector en estos últimos años, que ya no sabemos distinguir bien qué es lo que lleva cada uno o qué sería mejor en el caso de querer arreglar nuestra boca.

Las carillas suelen usarse como elemento estético, y sí, las llevan hasta los famosos. Si te pones a buscar fotos de famosos cuando eran más jóvenes o cuando aún no habían dado el salto a la fama, verás que sus dientes no tienen nada que ver. Sin ir más lejos, en algunos es hasta sorprendente, porque les cambian los dientes de un mes a otro: eso son las carillas.

Quédate a conocer un poco más sobre el tema y no pierdas detalle.

¿En qué consiste un tratamiento con carillas y cuánto cuesta?

Como saben los expertos de MESIODENS S.L., las carillas dentales son láminas delgadas, generalmente hechas de porcelana o resina compuesta, que se colocan sobre la superficie frontal de los dientes para mejorar su apariencia estética. Estas carillas pueden utilizarse para corregir una variedad de problemas dentales cosméticos, como dientes manchados, desalineados, desgastados, rotos o con espacios entre ellos.

El proceso de colocación de carillas dentales generalmente implica varias etapas:

  1. Consulta inicial: en esta etapa, el dentista evaluará la salud dental del paciente, discutirá sus objetivos estéticos y explicará el proceso de colocación de carillas.
  2. Preparación: en algunos casos, se puede requerir un ligero desgaste de la superficie frontal de los dientes para crear espacio para las carillas. Esto es mínimo y varía según cada caso.
  3. Toma de impresiones: se toman impresiones de los dientes para fabricar las carillas personalizadas.
  4. Colocación provisional: mientras las carillas permanentes están siendo fabricadas en el laboratorio dental, se pueden colocar carillas provisionales para proteger los dientes preparados.
  5. Colocación final: una vez que las carillas permanentes están listas, se retiran las provisionales y se adhieren las carillas permanentes a los dientes utilizando un cemento dental especial. Para finalizar, se realiza un ajuste final para garantizar un ajuste y una apariencia adecuados.

En España, el precio por cada carilla dental puede oscilar entre 300€ y 1000€ o más.

¿Está indicado para cualquiera? ¿Es mejor que blanquearse los dientes?

El tratamiento con carillas dentales puede ser una excelente opción para muchas personas que desean mejorar la apariencia estética de sus dientes. Sin embargo, no todas las personas son candidatas ideales para este tratamiento. Algunos factores que pueden influir en la idoneidad de las carillas dentales incluyen:

  • Estado de salud dental: es fundamental que los dientes y las encías estén en buen estado de salud antes de considerar el tratamiento con carillas. Cualquier problema dental, como caries no tratadas o enfermedad de las encías, deberá abordarse antes de proceder con las carillas.
  • Condiciones específicas de los dientes: las carillas pueden corregir una variedad de problemas estéticos, como decoloración, malformaciones, desalineación leve y fracturas dentales. Sin embargo, en algunos casos de desalineación severa o problemas de mordida, pueden ser necesarios tratamientos ortodónticos o soluciones más invasivas.
  • Expectativas del paciente: es importante que el paciente tenga expectativas realistas sobre los resultados del tratamiento con carillas. Un buen dentista discutirá las limitaciones y posibilidades del tratamiento para garantizar que el paciente comprenda lo que se puede lograr.

En muchas ocasiones debemos optar por el blanqueamiento dental antes que por las carillas. Por ejemplo, el blanqueamiento dental es un tratamiento más adecuado para aquellos que desean eliminar manchas y decoloraciones superficiales de los dientes; además es menos agresivo y en términos generales puede ser una opción más económica.

Por otro lado, las carillas dentales son más adecuadas para corregir una variedad de problemas estéticos más allá de la decoloración, como la forma, el tamaño, la alineación y las fracturas de los dientes. Éstas pueden ofrecer resultados más duraderos y una mejora estética más significativa en comparación con el blanqueamiento dental. Recuerda una vez que las tengas, que requieren un cuidado específico del que tu dentista debe advertirte: seguirlo es un paso a tener una mejor dentadura y cuidar la inversión que acabas de realizar.

Comparte el post:

Entradas relacionadas

Cuida tus dientes

Si quieres que tu boca esté sana y no quieres acudir al dentista más de lo necesario, procura cuidar tus