La moda que viene

Muchos serían muy felices si pudieran ignorar la moda porque esta, fuera atemporal y carente de tendencias. Otros, no podrían vivir sin estar siempre a la última en cuestiones de vestimenta, complemento y, porque no, todo lo que se lleva en el momento. La moda es algo que se ha instalado en nuestras vidas y, finalmente se impone. Da igual que quieras resistirte, llegado el momento, los escaparates solo lucen aquello que se lleva. No hay mucho más. Salvo que tengas el ingenio y la personalidad propia suficiente como para vestir a tu manera. No nos engañemos, de estos últimos, hay muchos, pues la realidad es que, al final, cada uno viste como quiere, este o no de moda en ese momento.

Pero para aquellos a los que la moda les resulta tan importante, escribimos este post en el que vamos a hablar sobre la moda que viene. Esa que se acerca y cambia con cada estación del año. Después de hablar con nuestros amigos de Catalinos, mayoristas de ropa de mujer al por mayor con una larga trayectoria en el campo de la moda más actual, hemos conocido las tendencias para esta primavera verano que se acerca.

En el mundo de la moda, mandan los modistos, los diseñadores y todas esas personas que, haciendo gala y alarde de su particular estilo, exhiben el mismo para que los demás, lo copien, imiten o mejoren. Lo más importante dentro de este mundo es saber llevar cada prenda con arte y elegancia. Lucir a la última es cuestión de estilo y gusto por las tendencias que marcan los que las crean. Si se lleva un color, ese color debe formar parte de tu armario, da igual si es en una camiseta, pantalón o vestido, lo importante es que las prendas tengan esos tonos, en cuanto al diseño, ocurre algo similar, poco importa el color si el diseño es tendencia. En resumen, el mundo de la moda, puede traerte de cabeza si no sabes como funciona.

Para evitar ese momento caos, sigue leyendo, en los párrafos siguientes descubrirás cual es el color del año, el vestido más chic para esta primavera o esos pantalones vaqueros que se llevarán a lo largo de este año. Como dicen los que saben, la pasarela es el escaparate y el estilo callejero (street style) son los que mandan a la hora de actualizar el armario.

Primavera y verano: comodidad y confort

Ligereza es la palabra que podría definir mejor las tenencias para esta primavera verano que se nos presenta. Los meses venideros vendrán marcados por colores como el naranja, el rosa empolvado y el infalible binomio blanco y negro que nunca falla.

El total look (un solo color para todo el atuendo) estará muy presente para los más clásicos y clásicas, mientras que los más atrevidos, pueden atreverse son los estampados que van a colgar en todos los escaparates: rayas marineras, print de rosas y ¡lunares! La feria de abril va a colarse en nuestras vidas, lo queramos o no.

Sin embargo, si existe una prenda que va a predominar en las tendencias próximas, será el vestido blanco que se acerca pisando fuerte para erigirse como la prenda estrella de la temporada. En tanto que para el calzado, la comodidad tiene el poder y ese estilo callejero, impone las bailarinas de tacón bajo y los kitten hells. Los tacones no desaparecen aunque pierden protagonismos frente a otras alternativas.

A los atrevidos que lo quieran, podrán lucir vestidos o faldas con transparencias combinados con prendas masculinas. La moda permite jugar con el contraste de estas prendas tan dispares para crear el look favorito de las insiders.

Para esta primavera verano, la parte del cuerpo que cobra protagonismo son los hombros. Vestidos que los dejan al descubierto con sinuosas caídas o blazers con hombreras XXL van a hacer posible que luzcan sin remordimientos.

Según avanzan los estilistas, las chicas más clásicas harán una excelente inversión adquiriendo una falda lápiz para combinarla con sofisticadas blusas con lazada o camisas pulidas. Mientras que las más atrevidas, esas que se atreven con las transparencias, se decantarán por los shorts extremos.

Los trucos para que el gusto por la ropa no resulte una extravagancia, consisten en incluir color en el look. Atreverse con los tonos cálidos como el naranja o el rojo, aunque sea en poca cantidad. Es aconsejable añadir aunque sea un complemento naranja combinado con colores más neutros.

Evidentemente, el look debe adaptarse a lo que mejor siente a cada uno. Tener en cuenta esos colores que más favorecen en relación al tono de piel, el color de pelo y los ojos, así como la morfología corporal son factores a tener en cuenta para que las prendas elegidas, sienten como un guante. Explorar las tendencias y adaptarlas al estilo propio es la moda.

Se lleva evitar los tópicos y descontextualizar los look. Cambiar las combinaciones como por ejemplo ese vestido que queda fantástico con sandalias, puede resultar perfecto con zapatillas, además de resultar más original. Otro truco de estilista consiste en compensar el volumen encontrando el equilibrio. Pantalones de cintura alta con una prenda tipo cropped o, en caso de ser ancho, combinado con un top ceñido.

El armario prenda a prenda

Los escaparates ya están mostrando la moda que viene. Las tendencias se han asentado y los tipos de prendas que se van a llevar están al alcance de los fervorosos amantes de la moda para que puedan ir renovando sus vestuario. Sobre las prendas que podemos encontrar en los escaparates y tiendas, vamos a hablar a continuación.

Ya lo hemos mencionado párrafos atrás, el vestido blanco está de moda esta primavera. Lo mejor de estas prendas es que son como un lienzo que admite infinitas posibilidades. Los diseños con transparencias y aire romántico, las siluetas baby doll o toques a nupciales, están a la orden del día. La mejor manera de lucir estos vestidos es hacerlo de manera transgresora y combinándolos con zapatillas más toscas.

El cuero o el efecto piel se erigen en forma de vestidos de entretiempo, donde la superposición permite crear looks muy in, siempre que lo combines con un jersey debajo o chaquetas de tejidos que creen contraste.

Mas vestidos para el armario: los que tienen escote off the shoulder con mangas largas y diseño sobrio reinterpretan el concepto de lo sexy sin caer en la obviedad de otras prendas.

Para los días en los que el calor no acompañe tanto, la blazer boyfriend ancha y con los hombros armados (cual jugador de rugby) se hacen hueco. Los tonos neutros combinables con todo son una excelente inversión.

Chaquetas parisinas de tweed son la clave de esta temporada, diseños llamativos para aportar dinamismo al look, combinadas con prendas que contraste con su estilo clásico, son la elección perfecta para los jeans o pantalones de cuero tan de moda.

 

Las bombers al más puro estilo universitario, con parches y colores varios retornan en su estilo deportivo, dejando de lado a las bomber deluxe con pedrería.

En cuestión de pantalones, los vaqueros flare, acampanados, evocan ese aire setentero y vuelven a copar escaparates y armarios. Combinan con todo tipo de calzado, desde deportivas tipo sneakers hasta sandalias de tacón.

Las atrevidas pueden encontrar los microshorts para lucir sus piernas sin salirse de la moda. Las más clásicas, cuentan con pantalones de estética masculina, pinzas y cintura muy alta, aptos para lucir en contraste con prendas superiores ceñidas.

Si la comodidad no es tu prioridad, las faldas semitransparentes con calados, encajes o detalles de gasas, permiten intuir la piel que se esconde debajo. El resto del outfit debe aportar sobriedad con prendas sencillas como camisetas básicas de algodón o mocasines.

¿Sofisticación? La citada falda lápiz inspirada en los lejanos años cincuenta son las favoritas de las expertas en cuestiones de moda. Ceñida, midi y de cintura elevada siempre con tacones para realzar la figura.

Como sucede con los short, lo mini está de moda, minifaldas arriesgadas que requieren un manual de uso y una personalidad arrebatadora. Para compensar el descaro, una prenda superior amplia y con un escote ligero.

A modo de colofón de estos looks tan transgresores, las bailarinas con tacón, aportan centímetros y se adaptan a todo tipo de estilos. Los kitten hells por igual, se adaptan a todo tipo de situación: oficina, cena, paseo… prácticos y sofisticados, con tacones medios de entre tres y cinco centímetros, son la apuesta elegante cuando no se tercia subirse a los tacones de vértigo.

Las sandalias dejan la arena de la playa para pisar el asfalto. En esta ocasión, se renuevan jugando con las plataformas.

En cuanto a los colores que animarán esta temporada de primavera verano, el naranja se convierte en el nuevo rojo. Combinado con azul marino o negro, blanco o ciertos tonos amarillos e incluso el verde, son una apuesta segura. El rosa empolvado releva al rosa chicle de la temporada pasada en su versión más dulce. Combinado con accesorios de plata, blanco o verde bosque. El azul claro, como tono frío, permite contrastar esas altas temperaturas que caracterizan la época estival: camisas, vestidos de gasa o prendas de lino, lucirán este color durante esta temporada.

 

 

 

Comparte el post:

Entradas relacionadas

Cuida tus dientes

Si quieres que tu boca esté sana y no quieres acudir al dentista más de lo necesario, procura cuidar tus