Cuando los números rojos se apoderan de una empresa: qué puedo hacer

Una empresa es finalmente unos números. No es una ONG, es una marca donde tienen que salir las cuentas. Algo tan sencillo como que los ingresos superen a los gastos. Es cierto que dependiendo del sector al que nos dediquemos, este superávit puede ser obtenido de manera rápida o más a largo plazo. Eso depende del tipo de negocio del que estamos hablando. Ahora bien, esto no es siempre fácil.

Existen varios motivos por los cuales una empresa puede no estar yendo bien económicamente, entre los que se encuentran algunos que podemos decir que son de Perogrullo. La primera de las cuestiones es la falta de planificación y estrategia. Si la empresa no tiene un plan de negocios claro y una estrategia para alcanzar sus objetivos, es probable que se encuentre en dificultades financieras.

Pero esto también puede venir por problemas de gestión. Está demostrado que una mala gestión de los recursos humanos, financieros o materiales puede afectar negativamente a la empresa y hacer que no sea rentable. Es cuando los números rojos se apoderan de las cuentas y eso está condenado.

En otras ocasiones, el problema de que los números negros no lleguen a la cuenta corriente es por culpa de la competencia. Ya se sabe que para conocer bien a uno mismo, tenemos que conocer a la competencia. Y es que, la presencia de competidores fuertes o la entrada de nuevos competidores al mercado puede afectar la posición de la empresa y reducir sus ingresos. Por eso hay que dejar de mirar el ombligo de una empresa y echar un ojo alrededor.

Una empresa tiene que tener claro que los cambios en el entorno económico también puede afectar a la economía. Y es que existen factores externos como cambios en la economía, la política o la tecnología pueden afectar a la empresa y hacer que no sea rentable. Por eso tenemos que estar muy atentos a lo que ocurre.

La solución a los problemas

Para solucionar estos problemas y mejorar la situación económica de la empresa, se pueden tomar las siguientes medidas. Realizar un análisis de la situación actual de la empresa y identificar los problemas que están afectando a su rendimiento económico. Si tenemos que recurrir a préstamos lo haremos, aunque no siempre es efectivo.

No nos podemos olvidar de diseñar un plan de acción para abordar los problemas identificados y mejorar la rentabilidad de la empresa. Con esto podemos mejorar la gestión de la empresa, asegurándose de contar con un equipo directivo competente y eficiente. Y es que al contar con los mejores, vamos a estar más cerca de poder conseguir el éxito.

Una empresa tiene que tener la mente abierta y por eso hay que buscar nuevas oportunidades de crecimiento y diversificación de la empresa, así como mejorar la eficiencia operativa y reducir costos innecesarios.

Y no nos podemos olvidar de establecer alianzas estratégicas con otras empresas, buscar financiación adicional si es necesario y ajustar la estrategia de negocio si es necesario para adaptarse a los cambios en el entorno económico.

Soluciones externas

Ahora bien, en ocasiones ni estas soluciones nos pueden servir para hacer cambiar el color de los números de nuestras cuentas. Y es en ese momento cuando tenemos que pedir ayuda, solicitar que nos echen una mano. Una buena opción es la de obtener liquidez inmediata. Y que mejor forma de que te adelantan el cobro de tus facturas. Ya no tendrás que preocuparte de las condiciones de pago que muchas grandes empresas imponen a las pequeñas compañías, porque hay empresa como Findango Finance que te ofrece el anticipo de facturas sin CIRBE. Es decir, que puedes obtener los fondos que necesitas sin grandes esperas.

Además, si dispones de pagarés y tienes que hacer frente a pagos de proveedores, nóminas, reformas, campañas de producción, pago de impuestos o cualquier otra necesidad, ponte en contacto con una empresa de estas características porque te van a ofrecer descuento urgente de pagarés para empresas y sin CIRBE.

Otra opción es poder acceder a una nueva vía de financiación circulante de préstamos a corto plazo para empresas, totalmente distinta a la banca tradicional. Estas empresas ponen a tu disposición préstamos adaptados a tus necesidades. Préstamos para empresas sean cuales sean tus planes.

Y así es cómo vamos a poder conseguir que los números rojos se conviertan en negros. Que las cifras dejen de ser un quebradero de cabeza para los gestores. La verdad es que poner en marcha una empresa es algo para valientes, no siempre sale bien, pero si ponemos los cimientos se puede obtener el éxito.

Comparte el post:

Entradas relacionadas

Cuida tus dientes

Si quieres que tu boca esté sana y no quieres acudir al dentista más de lo necesario, procura cuidar tus