¿Cómo son los suelos de linóleo?

Los suelos de linóleo están de moda, ya que vuelven del pasado con un montón de novedades y ventajas. En la actualidad puedes poner los suelos de linóleo en tu hogar.

Aunque este material se creó hace más de un siglo, no es anticuado y es sostenible y biodegradable. El linóleo es un material de revestimiento que ofrece cualidades naturales y respetuosas con el medio ambiente.

Fue inventado por Frederick Walton en 1860 en Inglaterra y está compuesto por ingredientes naturales como aceite de linaza, resina de pino, polvo de corcho y pigmentos naturales, todos unidos sobre una base de yute o tela de algodón.

A continuación, te explicamos las ventajas de los suelos de linóleo. ¡Toma nota!

Material sostenible

Los ingredientes naturales y biodegradables utilizados en su fabricación hacen que sea una opción muy sostenible.

Resistente

Los suelos de linóleo son resistentes a las manchas y no se rompen con facilidad. Así, que apuesta por ellos para áreas de mucho tránsito, como las cocinas o los pasillos.

Aislante

El linóleo actúa como un gran aislante térmico y acústico. También amortigua las pisadas y es muy cómodo andar descalzos sobre este tipo de suelos.

Variedad de diseños

En el mercado encontrarás una gran variedad de colores y patrones disponibles. Aunque estos suelos también imitan acabados como el hidráulico o el laminado.

Es impermeable

El linóleo es resistente al agua, es ignífugo, e impide la formación de electricidad estática. Los suelos de linóleo son idóneos para áreas propensas a la humedad como las cocinas.

Sin embargo, este material no se puede poner en exteriores, ya que el sol directo lo puede deteriorar, ni tampoco se recomienda para lugares que van a soportar grandes pesos.

Es higiénico

Este material repele el polvo y destaca por sus propiedades bactericidas. Los suelos de linóleo son fáciles de limpiar y mantener, ya que solo tienes que utilizar productos suaves y poco agresivos.

Suelos de pizarra

También puedes optar por los suelos de pizarra. Este material destaca por su impermeabilidad, por lo que protege de la lluvia, la nieve, el viento, etc.

Esto lo saben bien los profesionales de pizarras y derivados, ya que son expertos en la comercialización y distribución de pizarras para tejados, suelos y exteriores.

Ellos explican que la pizarra es «inalterable en el tiempo y resiste perfectamente a la humedad, al viento, la nieve y a las contaminaciones atmosféricas. La utilización de la pizarra es sinónimo de longevidad y muchos edificios antiguos de calidad están cubiertos con pizarra».

Es un material más económico, si tenemos en cuenta la longevidad de la pizarra y el mantenimiento mínimo que necesita.

Superficies cerámicas

Los expertos explican que se llevan las superficies cerámicas. La revista ¡HOLA! informa que «en un momento en el que el consumo se vuelve (necesariamente) más ético y consciente, las superficies cerámicas reivindican su lugar en los hogares, respaldadas no solo por argumentos de resistencia y durabilidad, sino también por una oferta de diseños y acabados prácticamente inacabable, que se adapta a las últimas tendencias en interiorismo».

La madera laminada

También es tendencia la madera laminada, pero en beige o tonos grises casi blancos, porque con estas tonalidades las estancias parecen visualmente más grandes. El suelo laminado es resistente y práctico, por lo que es idóneo para la cocina y el baño.

Hidráulico

La baldosa hidráulica se va a llevar, pero en tonos claros como grises, beiges, azules y verdes suaves. Estos suelos son idóneos para la cocina, el baño y el comedor.

Micromortero

Si quieres un estilo natural y minimalista, puedes optar por el microcemento. Debes saber que es idóneo para los pisos más pequeños, porque con este material conseguirás un efecto visual de continuidad. Escoge un tono blanco o crema.

Suelos de parquet

Los suelos de parquet son acogedores, cálidos y resistentes. Además, son fáciles de limpiar y se caracterizan por dar luminosidad a los hogares.

Si optas por el parqué, ten en cuenta la dirección de las lamas, así que en una habitación alargada coloca el parqué según la dirección de la estancia. ¡Con este truco la alargarás visualmente!

Mármol

Para el salón también puedes apostar por el mármol que es natural y atemporal, además, es idóneo para los meses de verano.

Suelo de damero

Si tu cocina es blanca puedes colocar el suelo de damero. Es tendencia, pero se llevan las tonalidades más claras, como el blanco y el beige, aunque también puedes apostar por blanco y gris suave.

Suelo de madera blancos

Con los suelos de madera de pino en blancos puedes conseguir estancias cálidas y luminosas.

Comparte el post:

Entradas relacionadas

Cuida tus dientes

Si quieres que tu boca esté sana y no quieres acudir al dentista más de lo necesario, procura cuidar tus